Que es el mindfulness y para que sirve, Yoga India

Que es el mindfulness y para que sirve

Ver más

“Algunas personas se quejan de tener que dedicar tiempo a su día”, dice Atman Smith, que enseña meditación a comunidades desfavorecidas de Baltimore. “Sin embargo, la práctica es importante. Es una herramienta que puedes utilizar para volver al presente en situaciones de estrés”.
Pero no debemos dejar de ser conscientes cuando dejamos de meditar. “El propósito de la meditación de atención plena es llegar a ser consciente en todas las partes de nuestra vida, de modo que estemos despiertos, presentes y con el corazón abierto en todo lo que hacemos”, dijo Tara Brach, una popular profesora de meditación con sede cerca de Washington, D.C. “No sólo cuando estamos sentados en el cojín”.
La meditación de atención plena no consiste en dejar vagar los pensamientos. Pero tampoco se trata de intentar vaciar la mente. En cambio, la práctica consiste en prestar mucha atención al momento presente -especialmente a nuestros propios pensamientos, emociones y sensaciones-, sea lo que sea lo que esté ocurriendo.
Además de las instrucciones básicas de meditación, hemos recopilado meditaciones guiadas para algunos ejercicios populares, como el escaneo del cuerpo, la meditación a pie y la alimentación consciente. “Cada una de las prácticas de atención plena aplicadas da vida a una experiencia que, de otro modo, podría ser más automática”, afirma Brach.

Mindfulness pdf

La psicología clínica y la psiquiatría han desarrollado desde la década de 1970 una serie de aplicaciones terapéuticas basadas en la atención plena para ayudar a las personas que experimentan una variedad de condiciones psicológicas[20]. La práctica de la atención plena se ha empleado para reducir la depresión,[21][22][23][24] para reducir el estrés,[22][25][26] la ansiedad,[21][22][26] y en el tratamiento de la adicción a las drogas. [27][28][29] Los programas basados en modelos de mindfulness se han adoptado en escuelas, prisiones, hospitales, centros de veteranos y otros entornos, y los programas de mindfulness se han aplicado para obtener resultados adicionales, como el envejecimiento saludable, el control del peso, el rendimiento deportivo,[30] la ayuda a niños con necesidades especiales y como intervención durante el periodo perinatal.
Los estudios clínicos han documentado los beneficios para la salud física y mental del mindfulness en diferentes categorías de pacientes, así como en adultos y niños sanos[3][31][32] Los estudios de investigación han demostrado una relación positiva entre el rasgo de mindfulness (que puede cultivarse mediante la práctica de intervenciones basadas en el mindfulness) y la salud psicológica[33][34] La práctica del mindfulness parece proporcionar beneficios terapéuticos a las personas con trastornos psiquiátricos[35][36][37], incluidos los beneficios moderados para los que padecen psicosis. [38][39][40] Los estudios también indican que la rumiación y la preocupación contribuyen a una variedad de trastornos mentales,[41][42][43] y que las intervenciones basadas en la atención plena pueden mejorar el rasgo de atención plena[44] y reducir tanto la rumiación como la preocupación. [43][45][46] Además, la práctica de la atención plena puede ser una estrategia preventiva para frenar el desarrollo de problemas de salud mental[47][48] Sin embargo, un exceso de atención plena puede producir efectos perjudiciales, como el empeoramiento de la ansiedad en personas con altos niveles de autoconcentración o conciencia de su cuerpo o sus emociones[49].

Ejemplos de mindfulness

El mindfulness se produce a veces de forma natural. Digamos que te preparas para lanzar una falta en baloncesto. Colocas cuidadosamente los pies en la línea. Miras al aro y sientes el balón en tus manos. Te tomas tu tiempo y haces botar el balón un par de veces. No escuchas ningún otro sonido y lanzas el tiro. Swoosh – ¡sí! Bien hecho.
Si esto parece un superpoder, lo es. Ser consciente ayuda a la gente en casi todos los aspectos de la vida. Aprender a ser consciente cuando eres joven te da la oportunidad de ser realmente bueno en ello y utilizarlo siempre.
Si practicas los ejercicios de atención plena, ser consciente puede resultar natural cuando lo necesites en tu vida diaria. Puede ayudarte cuando estés estresado, cuando tengas que hacer algo difícil o cuando tengas que centrar tu atención. Es muy parecido a aprender a tocar el piano. Cada vez que practicas, te estás entrenando para tocar un poco mejor.
Cuando practicas mindfulness, estás entrenando tu atención. Las investigaciones demuestran que la práctica del mindfulness puede mejorar la atención de casi todo el mundo, incluidas las personas con TDAH o que creen que tienen problemas para prestar atención.

El milagro de la atención plena

Esta es la definición de Jon Kabat-Zinn, conocido autor y fundador de la Clínica de Reducción del Estrés de la Universidad de Massachusetts (que tiene cuidado de añadir que es una definición operativa y que deja fuera algunos aspectos de la atención plena).
Una definición similar proviene del psicólogo Scott Bishop, que describe la atención plena como una “conciencia no colaborativa, sin juicios, centrada en el presente, en la que cada pensamiento, sentimiento y sensación que surge… se reconoce y se acepta tal como es”.
Muchos de nosotros pasamos gran parte de nuestras vidas en piloto automático, sin ser conscientes de lo que estamos experimentando, perdiéndonos todas las vistas y sonidos y olores y conexiones y alegrías que podríamos apreciar.    Una parte de ese tiempo nuestra mente parece “desconectada”, y otras veces atrapada en pensamientos del pasado (a menudo arrepentidos) o en planes para el futuro, muchos de los cuales son repetitivos.
La atención plena nos ayuda a estar presentes en nuestra vida y nos da cierto control sobre nuestras reacciones y patrones de pensamiento repetitivos.    Nos ayuda a hacer una pausa, a tener una visión más clara de la situación y a responder con más habilidad.