Hacer meditacion, Yoga India

Hacer meditacion

Meditación de atención plena

La meditación: Una forma sencilla y rápida de reducir el estrésLa meditación puede borrar el estrés del día, trayendo consigo la paz interior. Vea cómo puede aprender fácilmente a practicar la meditación cuando más lo necesite.Por el personal de Mayo Clinic
La meditación se ha practicado durante miles de años. Originalmente, la meditación tenía por objeto ayudar a profundizar la comprensión de las fuerzas sagradas y místicas de la vida. En la actualidad, la meditación se utiliza comúnmente para la relajación y la reducción del estrés.
Durante la meditación, se centra la atención y se elimina la corriente de pensamientos confusos que pueden estar abarrotando la mente y causando estrés. Este proceso puede dar lugar a un mayor bienestar físico y emocional.
Asegúrate de hablar con tu médico sobre los pros y los contras de la meditación si tienes alguna de estas condiciones u otros problemas de salud. En algunos casos, la meditación puede empeorar los síntomas asociados a ciertas condiciones de salud mental y física.
La meditación es un término general que engloba las diversas formas de alcanzar un estado de relajación. Hay muchos tipos de meditación y técnicas de relajación que tienen componentes de meditación. Todas comparten el mismo objetivo de alcanzar la paz interior.

Cómo meditar en la cama

es una forma estupenda de potenciar tu salud, mejorar tu estado de ánimo y sentirte más conectado con los que te rodean. Pero puede ser difícil saber cómo empezar.  Hay algunas excusas comunes que pueden impedirte meditar, pero en realidad, son sólo mitos:  Es importante dejar atrás estas ideas y comprender que cualquiera -incluido usted mismo- tiene el tiempo y la capacidad para beneficiarse de la meditación.  Sin embargo, también puede ser útil contar con cierta orientación. Aquí hay 12 consejos para ayudarte a empezar a meditar y mantener tu práctica.
1. La meditación no es una solución rápida e instantánea para resolver todos los problemas de la vida. Al igual que cualquier otra forma de ejercicio, la meditación requiere un esfuerzo y se necesita tiempo para obtener sus beneficios.  Intenta no entrar en cada meditación con expectativas de cómo te sentirás después, o de cómo te convertirás en una mejor persona. En su lugar, enfoca cada vez que medites como una oportunidad para conocer mejor tu propia mente.
2. Cuando se programa un momento del día para meditar, es más fácil establecer la práctica como un hábito, y será más probable que lo haga cada día.  Por ejemplo, puede intentar combinar la meditación con un hábito diario que ya tenga establecido, como escribir un diario antes de acostarse o tomar una taza de café por la mañana.

Comentarios

“En la tradición budista, la palabra ‘meditación’ equivale a una palabra como ‘deporte’ en EE.UU. Es una familia de actividades, no una sola cosa”, dijo el director del laboratorio de neurociencia de la Universidad de Wisconsin, el doctor Richard J. Davidson, a The New York Times. Y las diferentes prácticas de meditación requieren diferentes habilidades mentales.
Es extremadamente difícil para un principiante sentarse durante horas y no pensar en nada o tener una “mente vacía”. Tenemos algunas herramientas, como un DVD de meditación para principiantes o una diadema que detecta el cerebro, para ayudarte en este proceso cuando estás empezando a aprender a meditar de la mejor manera. En general, la forma más fácil de empezar a meditar es concentrarse en la respiración. Un ejemplo de uno de los enfoques más comunes de la meditación es la concentración.
La meditación de concentración implica centrarse en un solo punto. Puede consistir en seguir la respiración, repetir una sola palabra o mantra, mirar fijamente la llama de una vela, escuchar un gong repetitivo o contar las cuentas de un mala. Dado que centrar la mente es un reto, un principiante puede meditar sólo unos minutos y luego ir aumentando la duración.

Zazen

La semana pasada, un estudio de la UCLA descubrió que los meditadores de larga duración tenían un cerebro mejor conservado que los no meditadores a medida que envejecían. Los participantes que habían meditado durante una media de 20 años tenían más volumen de materia gris en todo el cerebro; aunque los meditadores de más edad seguían teniendo cierta pérdida de volumen en comparación con los más jóvenes, no era tan pronunciada como la de los no meditadores. “Esperábamos efectos más bien pequeños y distintos localizados en algunas de las regiones que se habían asociado previamente con la meditación”, dijo el autor del estudio, Florian Kurth. “En cambio, lo que realmente observamos fue un efecto generalizado de la meditación que abarcaba regiones de todo el cerebro”.
Uno de los estudios más interesantes de los últimos años, llevado a cabo en la Universidad de Yale, descubrió que la meditación de atención plena disminuye la actividad en la red de modo por defecto (DMN), la red cerebral responsable del vagabundeo de la mente y de los pensamientos autorreferenciales, también conocida como “mente de mono”. La DMN está “encendida” o activa cuando no pensamos en nada en particular, cuando nuestra mente sólo divaga de pensamiento en pensamiento. Dado que el vagabundeo de la mente se asocia normalmente con ser menos feliz, rumiar y preocuparse por el pasado y el futuro, el objetivo de muchas personas es reducirlo. Varios estudios han demostrado que la meditación, a través de su efecto tranquilizador en la DMN, parece hacer precisamente esto. E incluso cuando la mente empieza a divagar, debido a las nuevas conexiones que se forman, los meditadores son mejores para salir de ella.