Atencion consciente, Yoga India

Atencion consciente

Diferencia entre atención y conciencia

La atención y la conciencia son dos conceptos psicológicos estrechamente relacionados que a menudo se confunden, incluso entre los académicos. Sin embargo, los investigadores psicológicos y neurofisiológicos modernos pueden ahora manipular de forma independiente la atención selectiva descendente y la conciencia perceptiva. Esto les permite desentrañar las distintas contribuciones de ambos al procesamiento de la mente y sus mecanismos neuronales subyacentes.
Aunque no son en absoluto concluyentes, las pruebas actuales sugieren que la atención descendente y la conciencia perceptiva son dos procesos distintos, pero a menudo aliados, con procesos neurobiológicos diferentes. En consecuencia, será importante distinguir los correlatos neuronales de la conciencia de los correlatos neuronales de la atención selectiva (Tse et al., 2005).
Nótese que el uso de “atención” en esta entrada siempre implica la atención selectiva, en lugar de los procesos que controlan el nivel general de excitación y alerta del organismo. Además, esta entrada se centra en la atención visual y la conciencia visual, ya que la percepción visual y la neurofisiología de la visión son mucho más fáciles de manipular y también se comprenden mucho mejor que fenómenos similares y sus mecanismos cerebrales de apoyo en otras modalidades.

Retroalimentación

Una confusión común entre la conciencia y la atención hace difícil pensar con claridad en los recientes avances en la comprensión del cerebro visual. La conciencia visual implica la experiencia fenoménica del mundo visual, pero la atención visual se trata más plausiblemente como una función que selecciona y mantiene la selección de contenidos conscientes potenciales, a menudo de forma inconsciente. En el mismo sentido, los movimientos oculares seleccionan eventos visuales conscientes, que no son lo mismo que la experiencia visual consciente. Según el sentido común, la experiencia visual es la conciencia, y los procesos selectivos se denominan atención. La distinción se refleja en medidas conductuales muy diferentes y en una anatomía y fisiología cerebral muy distintas. La conciencia visual tiende a asociarse con el flujo de “qué” de las neuronas de los rasgos visuales en el lóbulo temporal ventral. En cambio, la selección y el mantenimiento de la atención están mediados por otras regiones cerebrales, desde el colículo superior hasta el tálamo, el córtex prefrontal y el cíngulo anterior. El autor aplicó la distinción de sentido común entre atención y conciencia a las posiciones teóricas de M. I. Posner (1992, 1994) y D. LaBerge (1997, 1998) para mostrar cómo ayuda a clarificar la evidencia. Llegó a la conclusión de que la claridad de pensamiento se consigue llamando a una cosa por su nombre.

Atención y conciencia psicología cognitiva

Las investigaciones recientes han ido corroborando poco a poco la creencia de que la atención selectiva y la conciencia están tan estrechamente entrelazadas que no pueden ser examinadas individualmente. En esta revisión, resumimos las pruebas psicofísicas y neurofisiológicas de una disociación entre la atención descendente y la conciencia. Las pruebas incluyen hallazgos recientes que muestran que los sujetos pueden atender a objetos perceptivamente invisibles. Más polémico es el hallazgo de que los sujetos pueden ser conscientes de un objeto aislado, o de lo esencial de la escena en la casi ausencia de atención descendente; reexaminamos críticamente la posibilidad de una ausencia “completa” de atención descendente. También cubrimos la reciente oleada de estudios que utilizan la manipulación independiente de la atención y la conciencia. Estos estudios han mostrado efectos paradójicos de la atención, incluyendo ejemplos en los que la atención descendente y la conciencia tienen efectos opuestos, lo que nos lleva a reforzar y revisar nuestros puntos de vista anteriores. Los estudios de neuroimagen con EEG, MEG y fMRI están descubriendo los distintos correlatos neuronales de la atención selectiva y la conciencia en paradigmas disociativos. Estos hallazgos apuntan a una disociación funcional: la atención como analizador y la conciencia como sintetizador. Separar los efectos de la atención visual selectiva de los de la conciencia visual es de suma importancia para desentrañar los sustratos neuronales de la conciencia de los de la atención.

Atención inconsciente

La atención y la conciencia son dos conceptos psicológicos estrechamente relacionados que a menudo se confunden, incluso entre los académicos. Sin embargo, los investigadores psicológicos y neurofisiológicos modernos pueden ahora manipular de forma independiente la atención selectiva descendente y la conciencia perceptiva. Esto les permite desentrañar las distintas contribuciones de ambos al procesamiento de la mente y sus mecanismos neuronales subyacentes.
Aunque no son en absoluto concluyentes, las pruebas actuales sugieren que la atención descendente y la conciencia perceptiva son dos procesos distintos, pero a menudo aliados, con procesos neurobiológicos diferentes. En consecuencia, será importante distinguir los correlatos neuronales de la conciencia de los correlatos neuronales de la atención selectiva (Tse et al., 2005).
Nótese que el uso de “atención” en esta entrada siempre implica la atención selectiva, en lugar de los procesos que controlan el nivel general de excitación y alerta del organismo. Además, esta entrada se centra en la atención visual y la conciencia visual, ya que la percepción visual y la neurofisiología de la visión son mucho más fáciles de manipular y también se comprenden mucho mejor que fenómenos similares y sus mecanismos cerebrales de apoyo en otras modalidades.