Mindfulness para mayores, Yoga India

Mindfulness para mayores

Guión de meditación guiada para personas mayores

A menudo se cree que la cognición, la memoria y la salud del cerebro disminuyen inevitablemente con la edad. Sin embargo, las investigaciones sugieren que el cuidado y la intervención proactivos pueden ralentizar los cambios cognitivos que se producen como consecuencia de la edad.
Un estilo de vida saludable que combine el ejercicio moderado, una dieta nutritiva y la estimulación mental regular puede ayudar a prevenir y ralentizar la progresión de muchas afecciones neurológicas relacionadas con la edad. Además, la reducción del estrés y la ansiedad desempeña un papel importante en la mejora y protección de la salud cerebral.
Las actividades de atención plena, como la meditación, pueden utilizarse para promover un cerebro más sano. Estas actividades pueden realizarse desde la comodidad del hogar o en un entorno de grupo y actúan como una forma eficaz de estimular el cerebro a la vez que proporcionan un alivio del estrés.
Quizá el beneficio más importante de practicar actividades de atención plena como la meditación sea el alivio del estrés. El estrés pasa factura al cuerpo y puede provocar enfermedades graves como hipertensión, enfermedades cardíacas, obesidad y pérdida de memoria si no se trata.

Meditación matutina para personas mayores

La meditación es un término extremadamente ambiguo que a menudo oímos lanzar con frecuencia en nuestra sociedad. Si le pedimos a alguien que defina la meditación, seguramente obtendremos muchas respuestas diferentes, pero el concepto central que debemos llevarnos es que se trata de encontrar la conciencia y la perspectiva a través de la atención plena. Pero, ¿qué es la atención plena? Cuando se practica la atención plena (que, según he comprobado, se presta a la meditación) se está presente, se descansa en el aquí y el ahora, y se participa plenamente en el momento.
Cuando meditas, quieres centrar tu atención en los procesos de tu cuerpo: observar la velocidad de tu respiración, el contacto de tu cuerpo con la superficie en la que estás, cómo se mueve tu caja torácica con cada respiración, etc.
Mientras te sientas en silencio, los pensamientos pasarán por tu mente, pero el objetivo de la meditación es no involucrarse con tus pensamientos ni juzgarlos, sino simplemente ser consciente de cada pensamiento tal y como viene.
Con el tiempo, podrás ver un patrón en tus pensamientos y, finalmente, podrás eliminar la tendencia humana de juzgar un pensamiento como bueno o malo, agradable o desagradable. Permitirse tener pensamientos sin ningún tipo de expectativas puede reducir significativamente el estrés y la ansiedad.

Actividades de mindfulness para personas mayores

La población mundial está envejeciendo y cada vez hay más personas mayores que viven más tiempo, lo que contribuye al aumento de nuestra población. El mindfulness se ha hecho popular porque su estilo meditativo tiene un método distintivo para tratar y canalizar las emociones. Muchos de nuestros ancianos, de 70 años o más, reflejan y verbalizan la ansiedad que les producen los cambios en su vida. Además, la fragilidad física, el dolor crónico y el estrés suelen disminuir la calidad de vida de los ancianos. Los ancianos luchan con sentimientos de impotencia y malestar ante la enfermedad y la desesperación. El mindfulness puede ayudar a los ancianos a gestionar con éxito los retos físicos y psicológicos del envejecimiento que reducen la angustia y promueven la vitalidad (Young & Bairne, 2010).
La definición de mindfulness es centrarse y ser consciente del momento presente. La reducción del estrés basada en la atención plena (MBSR, por sus siglas en inglés) es un modelo de intervención de atención plena que se utiliza para ayudar a los adultos mayores con una variedad de condiciones a mejorar su salud y calidad de vida. Las técnicas mente-cuerpo, como la meditación de atención plena y el yoga de atención plena, se han utilizado como tratamiento para los trastornos de ansiedad y la depresión en la última etapa de la vida debido a su potencial para reducir la preocupación y mejorar la disfunción cognitiva en los ancianos (Lenze et al., 2014). Muchos ancianos se preocupan por su salud, sus finanzas y sus hijos. Un número creciente de estudios ha identificado muchos resultados fisiológicos y psicológicos beneficiosos de la práctica regular de mindfulness. Hay varios ejercicios de mindfulness que las personas mayores pueden hacer para ayudar a reducir el estrés, la ansiedad y mejorar la resiliencia. Además, la meditación de atención plena se practica para tratar otras condiciones médicas a nivel mundial y cultural. Un estudio publicado en el Journal of Personality and Social Psychology sugiere que cuando los ancianos practican la meditación de atención plena, experimentan una mayor longevidad. Así, la meditación puede mejorar la longevidad al prevenir el envejecimiento celular (Cresswell et al., 2012). Las técnicas de atención plena incluyen la meditación de atención plena, el yoga de atención plena y la respiración de atención plena.

Técnicas de mindfulness para personas mayores

La atención plena es una de las prácticas de meditación y salud mental más populares. Su objetivo es aumentar la conciencia de los pensamientos, sentimientos y experiencias en el momento presente, sin preocuparse por el pasado o el futuro. Las actividades de mindfulness ayudan a los mayores con la ansiedad, la depresión, el estrés y muchos otros problemas de salud mental.
Si has estado buscando ejercicios saludables de relajación o de alivio del estrés, deberías considerar probar las actividades de mindfulness. El mindfulness es accesible para personas de todas las edades y orígenes, y puede ser una práctica extremadamente gratificante.
El estrés es un problema común para los adultos mayores. Al pasar por grandes cambios en la vida, como la jubilación, es posible que te sientas tenso, preocupado o ansioso. El estrés crónico puede acarrear graves consecuencias físicas, como la hipertensión y las enfermedades cardíacas, por lo que es fundamental mantener los niveles de estrés bajo control.
Las actividades de mindfulness son una excelente forma de aliviar el estrés. A medida que te sientas cómodo con la práctica, aprenderás a manejar situaciones difíciles o estresantes sin tener una reacción intensa. La meditación de atención plena y los ejercicios de respiración también pueden ayudarle a calmar su sistema nervioso cuando experimente síntomas como latidos acelerados del corazón o tensión muscular.