Ejercicios de yoga para fortalecer la espalda, Yoga India

Ejercicios de yoga para fortalecer la espalda

Yoga para el dolor de espalda superior

Desarrolle la fuerza de la columna vertebral que complementa la flexibilidad con estas cinco curvas hacia atrás.La respiración profunda y libre y todos los movimientos dependen de una columna vertebral sana. El yoga tiene como objetivo promover la correcta curvatura de la columna vertebral, y esto requiere un juego entre la fuerza y la flexibilidad. En este caso, nos centraremos en el fortalecimiento de los músculos que rodean la columna vertebral a través de las flexiones de la espalda. En el yoga, esto significa practicar o permanecer en posturas que requieren que los músculos se contraigan con fuerza, como las flexiones hacia atrás. Muchas posturas para la espalda también requieren levantar el cuerpo contra la fuerza de la gravedad, otro movimiento de fortalecimiento.
Las flexiones hacia atrás son excelentes para la columna vertebral porque no sólo fortalecen la espalda, sino que también ayudan a enderezar la curvatura de la parte superior de la columna. Sin embargo, un efecto no deseado pero inevitable es que aumentan la curvatura de la parte baja de la espalda. Para fortalecer la espalda sin enfatizar o comprimir demasiado la parte baja de la espalda, se deben practicar tres técnicas. En primer lugar, recuerde a los alumnos que deben entrar en las flexiones de la espalda con inhalaciones profundas, empezando por la expansión del pecho y bajando luego hacia el vientre. En segundo lugar, haz que los alumnos extiendan los brazos y se estiren al entrar en las posturas de espalda, haciendo hincapié en la extensión de la parte superior de la espalda. Por último, haz que los alumnos mantengan el cuello en línea con la columna vertebral, ya que levantarlo demasiado acentúa el hundimiento de la parte baja de la espalda.Aquí tienes cinco posturas de yoga que debes poner en práctica para tener una espalda fuerte. Recuerda que una columna vertebral sana requiere un equilibrio entre fuerza y flexibilidad, por lo que estas posturas deben practicarse junto con las flexiones hacia delante:

Yoga para el dolor de espalda y cuello

Usted depende de la fuerza y la flexibilidad de su columna vertebral para casi todo lo que hace, desde caminar y sentarse hasta entrar en Balasana (postura del niño) y pararse de manos. Para poder moverse a través de la amplia gama de movimientos a los que se somete la columna vertebral con regularidad, es necesario que sea fuerte y flexible, y las torsiones son una de las mejores maneras de lograr ambos objetivos. Esto se debe a que las torsiones tienen el potencial de ayudar a descomprimir los discos y alargar la columna vertebral, abriendo los espacios entre las vértebras, activando los músculos que rodean los discos y aumentando el flujo sanguíneo a la zona de la columna vertebral para suministrar oxígeno antiinflamatorio que combate el dolor.
Practicar esta secuencia de torsión es beneficioso para cualquier persona que esté sentada durante una buena parte del día, que sufra de dolor de espalda crónico o que le gusten las actividades que no incorporan mucha rotación de la columna vertebral, como correr, montar en bicicleta o hacer senderismo. Respira profundamente mientras retuerces la columna vertebral y disfruta de la movilidad, la fuerza y el alivio del dolor que experimentas en tu espalda como resultado.

Yoga para el dolor lumbar y las caderas

El yoga es una práctica suave que resulta ideal para mantener la fuerza y la flexibilidad de la espalda. También es una de las herramientas más eficaces para ayudar a reducir el dolor lumbar, la fuente más común de dolor y discapacidad entre los adultos mayores.
El yoga consiste en una serie de posturas y hace hincapié en las técnicas de respiración. Las posturas enseñan a estirar y fortalecer los músculos, lo que ayuda a reducir la tensión muscular, aumentar la flexibilidad y la fuerza, y mejorar el equilibrio y la fortaleza de los huesos.
En el caso del dolor lumbar, el yoga puede ser especialmente útil para los músculos que sostienen la espalda y la columna vertebral, como los músculos paraespinales que ayudan a doblar la columna, los músculos multífidos que estabilizan las vértebras y el transverso abdominal, que también ayuda a estabilizar la columna.
Los beneficios del yoga van más allá de los músculos. Los movimientos lentos y la concentración continua en la respiración adecuada pueden mejorar el aspecto emocional del dolor de espalda al ayudar a reducir el estrés y aliviar la ansiedad y la depresión.

Dolor de espalda, posturas de yoga a evitar

Si las largas jornadas de trabajo que implican mucho tiempo sentado, una postura incorrecta y una menor exposición a la luz solar te suenan, estamos seguros de que en algún momento has experimentado dolor de espalda. No sólo en el trabajo, sino que viajar también pasa factura a los músculos de la espalda. Te sorprenderá saber que las lesiones de espalda, la simple rigidez de espalda y el dolor de espalda son bastante frecuentes incluso entre los jóvenes de hoy en día. El único remedio es fortalecer los músculos de la espalda.
Los músculos de la espalda son la columna vertebral del cuerpo. Te ayudan a mantener una postura correcta, a mejorar el equilibrio y a evitar lesiones. Si los músculos de la espalda no son lo suficientemente fuertes, pueden provocar rigidez, pequeños dolores que pueden resultar problemáticos en el futuro, calambres, etc.
Lo más básico que puedes hacer para fortalecer tu espalda es evitar pasar muchas horas sentado, mejorar tu consumo de calcio y vitamina D. Mejorar la flexibilidad también es crucial para evitar la rigidez. Cuando se trata de aumentar la flexibilidad y la fuerza, ¡nada puede superar al yoga! Veamos algunas asanas que son muy eficaces para aliviar los problemas de dolor de espalda.