Yoga en el embarazo, Yoga India

Yoga en el embarazo

Yoga prenatal youtube

Así que estaba muy ilusionada con continuar mi práctica durante todo el embarazo. No quería pasar directamente a las clases tradicionales de yoga prenatal, y supuse que como el yoga es de tan bajo impacto y modificable para diferentes niveles de condición física, no necesitaría cambiar demasiado para seguir con mis clases habituales.
Cuando la clase hacía ejercicios de abdominales o cualquier cosa con la barriga hacia abajo, miraba a mi alrededor de forma incómoda y luego me sentaba de nuevo en la postura del niño. Cuando todo el mundo se giraba en un ángulo lateral o en una postura de silla retorcida, me quedaba paralizada en la postura en la que estaba. Al principio, cuando aún no estaba muy avanzada y apenas se me notaba, me sentía aún más fuera de lugar cuando las compañeras me miraban extrañadas preguntándose por qué estaba tan desubicada.
Para la serie de ejercicios prenatales de esta semana, me he unido a mi amiga, la encantadora instructora de yoga Shayla Quinn, para compartir con vosotros seis de las principales posturas de yoga que hay que evitar durante el embarazo y lo que podéis hacer en su lugar.
En cuanto veas un bulto, o más allá del primer trimestre, debes dejar de hacer ejercicios que requieran que te gires a lo largo de la línea media. El bebé está tratando de crecer ahí y no quieres obstaculizar su espacio.

Cuándo empezar a hacer yoga durante el embarazo

Jennifer Messenger Heilbronner, profesional de la comunicación y madre de dos hijos en Portland (Oregón), empezó a practicar yoga durante el embarazo de su primera hija, Ella. Disfrutaba de las posturas que le ayudaban a aliviar el dolor en la parte baja de la espalda y que aumentaban la flexibilidad de sus caderas. También apreciaba la conciencia que esta práctica profunda le daba de la vida que llevaba dentro.
“Estaba allí por el yoga, pero me gustaban los sutiles recordatorios de que también estaba allí por mi bebé”, dice Heilbronner. “Cuando hacíamos los estiramientos del gato, los profesores nos decían que imagináramos que envolvíamos al bebé con nuestro cuerpo, y era muy agradable tener esa visión en la mente mientras trabajábamos”.
Los obstetras recomiendan habitualmente el yoga a sus pacientes, así que si das clases con regularidad es probable que en algún momento haya una mujer embarazada en tu clase. A no ser que tú misma hayas estado embarazada, puede ser intimidante enseñar a esta población. E incluso si nunca planeas dirigir una clase de yoga prenatal, es una buena idea estar familiarizada con los fundamentos.

Yoga prenatal en casa

El yoga y el pilates para embarazadas proporcionan ejercicios específicos que pueden ayudar a estirar, flexibilizar y fortalecer los músculos. Se recomienda que el fortalecimiento de las mujeres embarazadas incluya todos los grupos musculares principales.
Tanto el yoga como el pilates utilizan la respiración concentrada y la atención plena, que han demostrado mejorar la salud mental al reducir el estrés, disminuir los síntomas de ansiedad y depresión, mejorar el estado de ánimo y promover la relajación.
El yoga también puede reducir el dolor lumbar, dependiendo del tipo de dolor que se tenga. Si tienes dolor de espalda, es mejor que lo consultes con tu fisioterapeuta o médico y se lo comuniques a tu instructor de yoga o pilates.
Las clases de yoga y pilates especialmente diseñadas para el embarazo suelen incluir ejercicios para el suelo pélvico. Estos ejercicios ayudan a fortalecer y tonificar los músculos que sostienen el suelo pélvico, lo que puede impedir las pérdidas accidentales de orina durante el embarazo o después del nacimiento del bebé.
Asegúrate de que tu sesión de yoga o pilates no incluya movimientos que puedan provocar fuertes golpes a tu bebé, que te hagan saltar y rebotar mucho, que te hagan cambiar de dirección repentinamente o que te hagan caer.

Yoga para embarazadas en el reino unido

El artículo, al igual que el libro, se divide en el primer trimestre, el segundo trimestre, el tercer trimestre y la recuperación. Cada sección contiene 8 posturas de yoga extraídas de Your Strong, Sexy Pregnancy. El libro en sí tiene más de 100 posturas que están en mucho más detalle. Este artículo sólo ofrece un fragmento del libro.
En su libro, Desi afirma que durante el embarazo, cada día es una aventura. Los cambios en tu cuerpo, tu mente y tus emociones pueden ocurrir a diario. La información es poderosa y resulta útil conocer los enormes cambios que se producen en tu cuerpo durante el primer trimestre. No hay dos embarazos iguales, ni siquiera para la misma madre, pero hay algunos temas comunes durante cada trimestre.
La fatiga suele estar presente durante este periodo debido a todos los cambios físicos que se producen en tu cuerpo. Integrar algunas técnicas sencillas de resistencia puede ayudar a aliviar la fatiga. A algunas mamás les puede parecer contradictorio hacer ejercicio cuando están fatigadas, pero un poco de ejercicio suave puede ayudar a aumentar su energía.