Quitar la ansiedad, Yoga India

Quitar la ansiedad

Cómo aliviar el estrés y la ansiedad

Cada vez más, ¿se encuentra luchando contra los sentimientos de preocupación? ¿Se siente cada vez más ansioso y tenso? ¿Se obsesiona con cosas que pueden o no suceder? Si es así, puede ser uno de los millones de personas que sufren ansiedad.
Otros acontecimientos que cambian la vida también pueden aumentar la ansiedad, como el estrés financiero, los problemas de salud como los ataques al corazón o las lesiones que afectan a la movilidad, o la muerte de un cónyuge o amigo. A veces, ciertas situaciones, como los grandes entornos sociales o los ambientes ruidosos o desconocidos, pueden provocar ansiedad.
“La ansiedad es muy tratable, pero es posible que los hombres no quieran hablar de ella y crean que pueden ocuparse del problema por sí mismos”, dice el Dr. Cremens. “Pero los hombres no deben tomar su situación a la ligera, ya que la ansiedad puede tener un impacto duradero en su vida”.
La ansiedad también puede desencadenar ataques de pánico, caracterizados por un ritmo cardíaco acelerado, sudoración excesiva y problemas para respirar. Los síntomas suelen remitir al cabo de un rato o si uno se aleja del entorno o la situación estresante. La ansiedad también puede dificultar el mantenimiento de un estilo de vida saludable. Puede estar menos motivado para hacer ejercicio y es más probable que aumente su consumo de alimentos ricos en grasas y azúcares y de alcohol.

Cómo calmar un ataque de ansiedad

¿Tienes ansiedad? ¿Ha intentado todo para superarla, pero no deja de aparecer? ¿Quizá creía que la había superado, pero los síntomas vuelven a aparecer con fuerza? Sean cuales sean sus circunstancias, la ciencia puede ayudarle a vencer la ansiedad para siempre.
La ansiedad puede manifestarse en forma de miedo, inquietud, incapacidad para concentrarse en el trabajo o los estudios, dificultad para conciliar el sueño o para permanecer dormido por la noche, o facilidad para irritarse. En situaciones sociales, puede dificultar la conversación con los demás; puede sentir que le juzgan constantemente, o tener síntomas como tartamudeo, sudoración, rubor o malestar estomacal.
Puede aparecer de repente como un ataque de pánico, cuando los picos repentinos de ansiedad te hacen sentir que estás a punto de tener un ataque al corazón, volverte loco o perder el control. O puede estar presente todo el tiempo, como en el caso del trastorno de ansiedad generalizada, en el que la preocupación difusa y omnipresente te consume y miras al futuro con temor.
La mayoría de la gente la experimenta en algún momento, pero si la ansiedad empieza a interferir en su vida, su sueño, su capacidad para entablar relaciones o su productividad en el trabajo o los estudios, es posible que sufra un trastorno de ansiedad. Las investigaciones demuestran que, si no se trata, la ansiedad puede conducir a la depresión, la muerte prematura y el suicidio. Y aunque efectivamente puede provocar estas graves consecuencias para la salud, la medicación que se prescribe para tratar la ansiedad no suele funcionar a largo plazo. Los síntomas suelen reaparecer y se vuelve al punto de partida.

Cómo detener los pensamientos de ansiedad

Evitar los miedos sólo los hace más temibles. Sea cual sea tu miedo, si te enfrentas a él, debería empezar a desaparecer. Si un día tienes pánico a entrar en un ascensor, por ejemplo, lo mejor es que vuelvas a entrar en él al día siguiente.
Trata de imaginar lo peor que puede pasar: tal vez sea entrar en pánico y tener un ataque al corazón. Después, intenta pensar que te va a dar un ataque al corazón. No es posible. El miedo huirá cuanto más lo persigas.
A veces ayuda desafiar los pensamientos de miedo. Por ejemplo, si tienes miedo de quedarte atrapado en un ascensor y asfixiarte, pregúntate si alguna vez has oído que esto le haya ocurrido a alguien. Pregúntate qué le dirías a un amigo que tuviera un miedo similar.
Tómate un momento para cerrar los ojos e imaginar un lugar seguro y tranquilo. Puede ser una imagen de ti caminando por una hermosa playa, o acurrucado en la cama con el gato a tu lado, o un recuerdo feliz de la infancia. Deja que los sentimientos positivos te tranquilicen hasta que te sientas más relajado.
También puede probar un enfoque de terapia cognitivo-conductual por teléfono, con un servicio como NHS Living Life. Si quiere saber más sobre este servicio con cita previa, puede visitar la página web de Living Life o llamar al 0800 328 9655 (de lunes a viernes, de 13 a 21 horas).

Cómo reducir la ansiedad de forma natural

Analice activamente las características del dispositivo para identificarlo. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
La ansiedad es una parte normal de la vida, pero puede convertirse en un problema abrumador para algunas personas. Según el Instituto Nacional de Salud Mental, se calcula que el 31,1% de los adultos estadounidenses sufrirán un trastorno de ansiedad en algún momento de su vida.
Por desgracia, hay millones de personas que viven con síntomas de ansiedad excesivos y difíciles todo el tiempo. Es como si su “ralentí” estuviera demasiado alto y se vieran frecuentemente acosados por el miedo, el pánico y las dudas sobre sí mismos, lo que puede hacer que las personas se sientan nerviosas y tengan pensamientos y comportamientos que pueden afectar a sus vidas y a su salud.