El poder de la gratitud, Yoga India

El poder de la gratitud

El poder de la gratitud youtube

Nunca subestimes el poder que tiene un simple “Gracias”. Lamentablemente, no es algo que se oiga todos los días, y no todo el mundo se da cuenta de lo poderoso que es, ya sea a nivel personal, compartido entre familiares, amigos y conocidos, o en un plano más profesional, entre socios y colaboradores.
La gratitud puede definirse de varias maneras. La primera definición, y probablemente la más común, la describe como la cualidad de estar agradecido o de ser agradecido. Es el estado de estar preparado y dispuesto a mostrar aprecio y devolver la amabilidad recibida. Otra definición se refiere a la “capacidad de ser muy consciente de las cosas buenas que te ocurren y de no darlas nunca por sentado”.
La gente tiene diferentes maneras de expresar su gratitud. La más obvia, por supuesto, sería decir las palabras en voz alta. “Gracias” y “Estoy agradecido” son claramente las formas más directas de mostrar el agradecimiento de una persona, pero no son las únicas formas de expresarlo. El lenguaje corporal y los gestos también son igual de eficaces, y otros dirían incluso que los actos de amabilidad y acciones similares son igual de eficaces para mostrar el agradecimiento. Otros incluso adoptan la forma de dar objetos materiales, como dinero, regalos y similares. El método puede variar, pero la intención es la misma.

Beneficios de la gratitud

Máquina de escribir antigua con texto de gratitudHace más de una década, el padre de Carolyn murió a causa de las lesiones traumáticas sufridas en un accidente de coche. Posteriormente, a su madre se le diagnosticó un principio de Alzheimer. Este diagnóstico hizo que Carolyn se sintiera enfadada, engañada y desesperada. Con las visitas diarias a la residencia asistida de su madre, Carolyn se vio obligada a presenciar la desaparición gradual de la personalidad de su madre, que antes era vibrante, y además de esta pérdida, Carolyn ya no podía dedicar tiempo a viajar o a perseguir sus propios sueños. Ante estas pérdidas, le resultaba difícil tener en cuenta que había tenido unos padres buenos y cariñosos, unos hijos maravillosos y realizados, una pareja abnegada, un trabajo que valoraba, una gran salud y el potencial para cumplir muchos de sus sueños en los próximos años. En cambio, Carolyn estaba obsesionada con las limitaciones y la pérdida de libertad que suponía convertirse en la cuidadora de su madre.Advertisement
La gratitud y la psicologíaHace tres décadas, Martin Seligman y sus colegas lanzaron el campo de la “psicología positiva”. Aquí comenzó el estudio científico de emociones como la gratitud, el optimismo, el perdón, la felicidad, la compasión y el altruismo. En aquel momento, se trataba de una idea revolucionaria en el campo de la psicología, ya que la mayoría de los datos sobre las emociones humanas se habían centrado hasta entonces en la “psicología negativa”, como las enfermedades mentales, los traumas, las adicciones y el estrés.Lo que hemos aprendido es que cultivar los atributos personales nos fortalece en los momentos de adversidad y agitación emocional y conduce a una mayor felicidad y resiliencia. Además, de todos los atributos que uno puede desarrollar, la gratitud es el que más se asocia con la salud mental.La gratitud es la emoción que se relaciona con nuestra capacidad de sentir y expresar agradecimiento y aprecio. Tradicionalmente, el estudio de esta emoción ha quedado relegado a los campos de la teología y la filosofía. En 2007, Robert Emmons comenzó a investigar la gratitud desde un punto de vista psicológico. Descubrió que expresar gratitud mejora el bienestar mental, físico y relacional. Ser agradecido también influye en la experiencia general de felicidad, y estos efectos tienden a ser duraderos.Advertisement

El poder de la gratitud: el agradecimiento…

Cada temporada de vacaciones viene acompañada de grandes expectativas de una época del año acogedora y festiva. Sin embargo, para muchos esta época del año está teñida de tristeza, ansiedad o depresión. Sin duda, una depresión grave o un trastorno de ansiedad severo son los que más se benefician de la ayuda profesional. ¿Pero qué pasa con aquellos que simplemente se sienten perdidos, abrumados o deprimidos en esta época del año? Las investigaciones (y el sentido común) sugieren que un aspecto de la temporada de Acción de Gracias puede realmente levantar el ánimo, y está integrado en la festividad: ser agradecido.
La palabra gratitud se deriva del latín gratia, que significa gracia, gracilidad o agradecimiento (según el contexto). En cierto modo, la gratitud engloba todos estos significados. La gratitud es un agradecimiento por lo que un individuo recibe, ya sea tangible o intangible. Con la gratitud, las personas reconocen la bondad de sus vidas. En el proceso, las personas suelen reconocer que la fuente de esa bondad se encuentra, al menos parcialmente, fuera de ellas mismas. Por ello, ser agradecido también ayuda a las personas a conectarse con algo más grande que ellas mismas como individuos, ya sea con otras personas, con la naturaleza o con un poder superior.

El pequeño libro de la gratitud

Aunque practicar el agradecimiento a diario puede parecer una tarea más, espero convencerte de que el poder de la gratitud supera con creces los pocos minutos que se necesitan para practicarla. ¡Hay tantas razones para cultivar intencionalmente la gratitud!
1.La gratitud glorifica a Dios. Esto por sí solo sería una razón para dar gracias a Dios. Nuestra gratitud glorifica a Dios, ya que no exaltamos los regalos, sino al Dador. La gratitud nos ayuda a darnos cuenta de que todo lo que tenemos no viene de nosotros, sino de Dios.
2. La gratitud nos ayuda a ver a Dios. La gratitud abre nuestros ojos espirituales. Hay un hermoso ciclo en dar gracias a Dios: cuanto más le agradecemos, más le vemos obrar en nosotros y a nuestro alrededor. La gratitud nos ayuda a sentir la presencia de Dios, su cuidado personal y su tiempo perfecto.
3. 3. La gratitud nos pone directamente en la voluntad de Dios. A menudo hacemos que la voluntad de Dios sea un gran plan místico, cuando a veces es simplemente obediencia. Y parte de Su voluntad para nosotros es ser agradecidos, no sólo en los días soleados sino también en los difíciles.
4. La gratitud trae paz. Cuenta tus bendiciones, no las ovejas que nos dicen para deshacernos de la preocupación que nos mantiene despiertos por la noche. La gratitud nos ayuda a ver que la mano de Dios está en todas nuestras circunstancias. Y Dios nos dice que cuando le damos las gracias, nos da una paz sobrenatural.