Como se medita correctamente, Yoga India

Como se medita correctamente

Vipassanā

¿Has probado la meditación, con la esperanza de experimentar algunos de los muchos beneficios probados para la salud, pero te has rendido? Tal vez piense que “la meditación no es para mí” o “no se me da bien”.  O tal vez sea un practicante que experimenta algunos de los beneficios de la meditación, pero no tantos ni con la intensidad que esperaría. La cuestión es cómo meditar correctamente para sentir que esos beneficios florecen.
En mis años enseñando meditación, investigando y escribiendo sobre ella, he visto a muchas personas luchar con esto. Me resultaba doloroso verlo porque, como meditador de larga duración, sé lo que la meditación puede hacer por ti, si la aprendes bien y la practicas adecuadamente. Y mi objetivo siempre ha sido ser el puente que te lleva desde donde estás ahora hasta tu nuevo yo.
Si tienes esos tres pilares en tu vida, tu práctica florecerá y empezarás a experimentar los beneficios. Pero si no los tienes, si falta incluso uno de ellos, eso limitará tu práctica y lo mucho que ganarás con ella.
La meditación no es como el ejercicio físico, que se puede practicar dos o tres veces por semana. Es el tipo de cosas que hay que hacer a diario, como comer, dormir y lavarse los dientes. Está en esa categoría de actividades.

Zazen

Este artículo ha sido redactado por Masha Kouzmenko. Masha Kouzmenko es entrenadora de meditación y cofundadora de Silicon Valley Wellness, una empresa con sede en la zona de la bahía de San Francisco que ofrece servicios de educación sanitaria holística, como la meditación de atención plena y la enseñanza del yoga a empresas. Tiene más de cinco años de experiencia en la enseñanza de la meditación y el yoga y está especializada en la meditación guiada. Es licenciada en Economía por la Universidad de California, Berkeley.
La meditación es una práctica derivada del hinduismo y el budismo. El objetivo de la meditación es centrarse y comprender la mente, alcanzando finalmente un nivel superior de conciencia y calma interior. La meditación es una práctica antigua, pero los científicos aún están descubriendo todos sus beneficios. La meditación regular puede ayudarte a controlar tus emociones, mejorar tu concentración, disminuir el estrés e incluso estar más conectado con los que te rodean[1].
Con la práctica, podrás alcanzar una sensación de tranquilidad y paz sin importar lo que ocurra a tu alrededor. Hay muchas maneras diferentes de meditar, así que si una práctica no parece funcionar para ti, considera probar un tipo diferente que funcione mejor para ti antes de rendirte.

El milagro de la atención plena

“En la tradición budista, la palabra ‘meditación’ equivale a una palabra como ‘deporte’ en EE.UU. Es una familia de actividades, no una sola cosa”, dijo el director del laboratorio de neurociencia de la Universidad de Wisconsin, el doctor Richard J. Davidson, a The New York Times. Y las diferentes prácticas de meditación requieren diferentes habilidades mentales.
Es extremadamente difícil para un principiante sentarse durante horas y no pensar en nada o tener una “mente vacía”. Tenemos algunas herramientas, como un DVD de meditación para principiantes o una diadema que detecta el cerebro, para ayudarte en este proceso cuando estás empezando a aprender a meditar de la mejor manera. En general, la forma más fácil de empezar a meditar es concentrarse en la respiración. Un ejemplo de uno de los enfoques más comunes de la meditación es la concentración.
La meditación de concentración implica centrarse en un solo punto. Puede consistir en seguir la respiración, repetir una sola palabra o mantra, mirar fijamente la llama de una vela, escuchar un gong repetitivo o contar las cuentas de un mala. Dado que centrar la mente es un reto, un principiante puede meditar sólo unos minutos y luego ir aumentando la duración.

Cómo meditar espiritualmente

“Algunas personas se quejan de tener que dedicar tiempo a su día”, dice Atman Smith, que enseña meditación a las comunidades desfavorecidas de Baltimore. “Sin embargo, la práctica es importante. Es una herramienta que puedes utilizar para volver al presente en situaciones de estrés”.
Pero no debemos dejar de ser conscientes cuando dejamos de meditar. “El propósito de la meditación de atención plena es llegar a ser consciente en todas las partes de nuestra vida, de modo que estemos despiertos, presentes y con el corazón abierto en todo lo que hacemos”, dijo Tara Brach, una popular profesora de meditación con sede cerca de Washington, D.C. “No sólo cuando estamos sentados en el cojín”.
La meditación de atención plena no consiste en dejar vagar los pensamientos. Pero tampoco se trata de intentar vaciar la mente. En cambio, la práctica consiste en prestar mucha atención al momento presente -especialmente a nuestros propios pensamientos, emociones y sensaciones-, sea lo que sea lo que esté ocurriendo.
Además de las instrucciones básicas de meditación, hemos recopilado meditaciones guiadas para algunos ejercicios populares, como el escaneo del cuerpo, la meditación a pie y la alimentación consciente. “Cada una de las prácticas de atención plena aplicadas da vida a una experiencia que, de otro modo, podría ser más automática”, afirma Brach.