Como relajar el diafragma, Yoga India

Como relajar el diafragma

Síntomas de tensión en el diafragma

Inhalar… Exhalar…DIÁFRAGO Y RESPIRACIÓNEl diafragma es un músculo en forma de cúpula que separa la cavidad torácica de la abdominal. Se inserta en la superficie interna del esternón, las costillas y la columna lumbar.Es el músculo principal de la respiración: se contrae durante la inspiración empujando hacia abajo (permitiendo que el aire entre en los pulmones) y se relaja durante la espiración (expulsión del aire).La respiración implica normalmente 3 partes del cuerpo: la región abdominal, la región torácica y la región clavicular.
Sin embargo, la contracción del diafragma puede verse alterada por diversos factores, como el estrés crónico, la ansiedad, el frío, los trastornos respiratorios (asma, bronquitis crónica…), una mala postura o una mala práctica deportiva. Así, los músculos del pecho compensan tirando de la parte superior del cuerpo (visible sobre todo en los fumadores).
Esta respiración inversa puede dar lugar a los siguientes síntomas: falta de aire, sensación de nudo en el vientre/garganta, estreñimiento, reflujo, dolor de espalda o costillas.LOS BENEFICIOS DE UN BUEN USO DEL DIÁFRAGOUn buen uso del diafragma favorecerá:CONSEJOS PARA MANEJAR EL DIÁFRAGO Aunque las contracciones del diafragma forman parte de un proceso reflejo, es posible modificar voluntariamente sus contracciones. (Es de esperar que se contraiga hasta 20.000 veces al día):En las primeras realizaciones este ejercicio puede considerarse incómodo y difícil. Sin embargo la respiración diafragmática es un proceso natural. Con el tiempo el cuerpo se acostumbrará a ella.1. Coloque una mano en el abdomen y otra en el pecho2. Respire lentamente por la nariz (otra opción: inhalar por la nariz y exhalar por la boca)3. Al inhalar: comience a inflar el abdomen empujando el diafragma hacia abajo (tenga cuidado de no mover la parte superior del cuerpo) = FASE DE RESPIRACIÓN ABDOMINAL4. Una vez inflado el abdomen, siga inspirando hasta alcanzar una expansión del tórax = FASE DE RESPIRACIÓN TORÁCICA Y CLAVICULAR (la parte superior del cuerpo se mueve)5. Al exhalar: la parte superior del cuerpo se relaja primero, luego el diafragma vuelve a subir y la tripa aspira6. Controla tu ritmo inspirando y espirando a la misma velocidad (empieza con 4 segundos)

Síntomas del diafragma inflamado

Un espasmo muscular es una contracción repentina, fuerte e involuntaria de uno o más músculos. Un espasmo muscular se produce por una contracción muscular anormalmente sostenida y es muy doloroso. Los espasmos musculares pueden producirse en cualquier músculo liso o esquelético del cuerpo. Los espasmos musculares esqueléticos se producen en los músculos responsables del movimiento voluntario, la locomoción y la postura erguida. Los músculos esqueléticos necesitan niveles adecuados de oxígeno, glucosa, agua y electrolitos, suministrados por el torrente sanguíneo, para funcionar eficazmente. Estos espasmos musculares pueden ser el resultado de una lesión muscular o del uso excesivo y se producen por movimientos repentinos o inesperados, posturas sostenidas y repetitivas, problemas anatómicos subyacentes o si una persona no ha calentado adecuadamente antes de hacer ejercicio. Los espasmos musculares pueden producirse en todo el cuerpo.
El diafragma es el principal músculo utilizado en la respiración, que es el proceso de respirar. Este músculo esquelético, delgado y con forma de cúpula, se encuentra en la base del pecho, justo debajo de los pulmones y el corazón, y separa el abdomen del tórax. Se contrae continuamente al inspirar y espirar; se aplana al inhalar y se relaja al exhalar, creando un efecto de vacío que hace entrar y salir el aire de los pulmones. El nervio frénico, que va desde el cuello hasta el diafragma, controla el movimiento del diafragma.

La relajación del diafragma provoca

El diafragma es un músculo que se encuentra en el centro del torso, en la parte inferior de la caja torácica. Participa en la respiración profunda, lo que se conoce como “respiración abdominal”. Cuando el diafragma sufre un espasmo, el músculo se contrae involuntariamente y no se libera. Esto puede ser agudo o crónico. La principal diferencia entre ambos es lo repentino que es el espasmo y su duración. El espasmo agudo será rápido, puede ser leve o grave en cuanto al dolor, y remitirá por sí solo en poco tiempo (es decir, de unos segundos a minutos, y en los casos más graves, hasta un par de horas). El espasmo crónico, sin embargo, no siempre tendrá un inicio repentino y remitirá por sí solo. Los espasmos crónicos son similares a los espasmos agudos en el sentido de que el músculo esquelético se contrae involuntariamente y no se libera. En el caso de los espasmos musculares crónicos, el músculo se contrae gradualmente durante un periodo de días, semanas o meses y no se libera de forma repentina. Los espasmos musculares crónicos también pueden parecer “normales” si se han experimentado durante mucho tiempo.

Cómo relajar el hipo del diafragma

La realidad es que la mayoría de las personas no respiran bien. Existen numerosos estudios sobre los efectos de una mala respiración en la salud.  Cuando una persona no respira bien contrae su cuerpo, e induce la tensión y el estrés… así que aprender a respirar bien es muy importante para resolver este importante problema de salud.
Primero debemos explorar los fundamentos de la respiración. ¿Cómo respira el cuerpo? ¿Desde los pulmones? Te sorprenderá saber que la respiración no parte de los pulmones. Los pulmones son los sacos que se llenan de aire cuando el diafragma empuja hacia dentro o hacia fuera. En realidad, es el diafragma el que hace que el aire entre y salga de los pulmones.
A medida que la gente envejece, su respiración tiende a empeorar. Muchos años de respiración superficial habitual hacen que el diafragma sufra espasmos. Es similar a una mano que se tensa y tiene espasmos. Para muchas personas, el diafragma no es un músculo que funcione bien. Por el contrario, está sometido a una inmensa tensión, y muy a menudo se agita.
Hay muchas otras causas de contención de la respiración. Cuando tenemos fuertes arrebatos emocionales, o tensiones podemos reconocer fácilmente que retenemos la respiración. Pero lo interesante es que muchas personas retienen la respiración mientras realizan sus actividades normales. Esto se debe, al menos en parte, a los espasmos del diafragma y también a la falta de conciencia sobre cómo respirar correctamente.