Aprende a practicar mindfulness, Yoga India

Aprende a practicar mindfulness

Retroalimentación

En cada etapa del desarrollo, la atención plena puede ser una herramienta útil para disminuir la ansiedad y promover la felicidad. La atención plena -una técnica sencilla que hace hincapié en prestar atención al momento presente de forma aceptada y sin juzgar- ha surgido como una práctica popular en las últimas décadas. Se enseña a los ejecutivos de las empresas, a los deportistas en los vestuarios y, cada vez más, a los niños, tanto en casa como en la escuela.
Hábitos tempranosLos niños están especialmente preparados para beneficiarse de la práctica de mindfulness. Los hábitos que se forman en los primeros años de vida determinan los comportamientos en la edad adulta, y con la atención plena tenemos la oportunidad de dar a nuestros hijos el hábito de ser pacíficos, amables y aceptantes.
“Para los niños, el mindfulness puede ofrecerles alivio de las dificultades que puedan encontrar en la vida”, dice Annaka Harris, una autora que enseña mindfulness a los niños. “También les proporciona la belleza de estar en el momento presente”.
Parte de la razón por la que el mindfulness es tan eficaz para los niños puede explicarse por el modo en que se desarrolla el cerebro. Aunque nuestros cerebros se desarrollan constantemente a lo largo de la vida, las conexiones en los circuitos prefrontales se crean a un ritmo más rápido durante la infancia. Por tanto, el mindfulness, que fomenta habilidades que se controlan en el córtex prefrontal, como la concentración y el control cognitivo, puede tener un impacto especial en el desarrollo de habilidades como la autorregulación, el juicio y la paciencia durante la infancia.

Meditación a pie

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
La meditación de atención plena es una práctica de entrenamiento mental que enseña a frenar los pensamientos acelerados, a dejar de lado la negatividad y a calmar tanto la mente como el cuerpo. Combina la meditación con la práctica de la atención plena, que puede definirse como un estado mental que implica estar totalmente centrado en el “ahora” para poder reconocer y aceptar tus pensamientos, sentimientos y sensaciones sin juzgarlos.
Las técnicas pueden variar, pero en general, la meditación de atención plena implica una respiración profunda y la conciencia del cuerpo y la mente. Practicar la meditación de atención plena no requiere accesorios ni preparación (no es necesario usar velas, aceites esenciales ni mantras, a menos que te gusten). Para empezar, todo lo que necesitas es un lugar cómodo para sentarte, de tres a cinco minutos de tiempo libre y una mentalidad libre de juicios.

Cómo practicar el mindfulness para la ansiedad

Sentados en posición vertical, con los ojos cerrados, las palmas de las manos apoyadas en el regazo y los pies apoyados en el suelo, escucharon cómo la instructora del curso, Suzanne Westbrook, les guiaba para que se centraran en el presente prestando atención a sus sensaciones corporales, pensamientos, emociones y, sobre todo, a su respiración.
Los estudios afirman que ocho de cada diez estadounidenses sufren estrés en su vida diaria y les cuesta relajar su cuerpo y calmar su mente, lo que les expone a un alto riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y otras dolencias. De la miríada de ofertas destinadas a combatir el estrés, desde el ejercicio hasta el yoga y la meditación, la meditación de atención plena se ha convertido en el producto más caliente del universo del bienestar.
Siguiendo el modelo del programa de Reducción del Estrés Basado en la Atención Plena creado en 1979 por Jon Kabat-Zinn para ayudar a contrarrestar el estrés, el dolor crónico y otras dolencias, hoy en día se pueden encontrar cursos de atención plena en lugares que van desde las escuelas hasta las prisiones y los equipos deportivos. Incluso el Ejército de Estados Unidos lo adoptó recientemente para “mejorar la resiliencia militar”.
“Nos encargaron que encontráramos formas de que la comunidad pudiera hacer frente al estrés. Y al mismo tiempo, salían a la luz muchas investigaciones sobre los beneficios de la atención plena y la meditación”, explica Jeanne Mahon, directora del centro de bienestar. “Seguimos ofreciendo mindfulness y meditación por la respuesta que recibimos. La gente aprecia tener la oportunidad de reflexionar sobre sí misma y aprender nuevas formas de relacionarse consigo misma”.

Practicar el mindfulne… 75 elementos es…

Imagina que estás aprendiendo a tocar la guitarra acústica. La primera vez que te sientas a practicar, ¿esperas poder tocar sin esfuerzo tu canción favorita? Por supuesto que no. Aprender a tocar tu canción favorita con la guitarra requeriría mucha práctica. El mindfulness, como la música, requiere una práctica regular para poder desarrollar mayores niveles de habilidad.
Del mismo modo, si quieres aprender a tocar música clásica con la guitarra, practicarás de una manera determinada, como por ejemplo, trabajando las escalas o practicando la sincronización. Si quieres tocar canciones pop, practicarás de otra manera, quizás trabajando más en la memorización de acordes y en la colocación de los dedos. El mindfulness, al igual que los diferentes géneros musicales, tiene muchos métodos diferentes, no hay una “forma correcta” de practicar.
Cuanto más practiques formalmente la atención plena, más empezarás a experimentar momentos de presencia a lo largo del día. Un nuevo modo de “ser” se hace accesible para que, incluso en medio de un torbellino de actividad, puedas actuar desde un lugar de mayor presencia y equilibrio.